Cómo limpiar el horno con pastillas de lavavajillas

Si eres de los que usa el horno con frecuencia, sabrás lo difícil que es mantenerlo limpio y sin restos de comida quemada. A veces, por más que lo intentamos, las manchas y la grasa se acumulan y no tenemos idea de cómo quitarlas. ¡Pero no te preocupes! Hoy te traigo un truco de limpieza infalible utilizando pastillas de lavavajillas. Sí, has leído bien, con este método podrás dejar tu horno reluciente en poco tiempo y sin esfuerzo. A continuación, te explicaré paso a paso cómo hacerlo. ¡Toma nota!

Limpieza de horno muy sucio

Índice
  1. Limpieza de horno muy sucio
  2. Lavadora y lavavajillas: ¿compatibles?

Si tu horno está tan sucio que parece que ha sido atacado por una manada de animales salvajes, no te preocupes, ¡no todo está perdido! Aunque puede parecer una tarea difícil, limpiar el horno es más fácil de lo que piensas, especialmente si utilizas pastillas de lavavajillas. Aquí te dejamos algunos consejos útiles para limpiar un horno muy sucio:

  1. Retira las rejillas y bandejas: Antes de comenzar a limpiar tu horno, asegúrate de retirar todas las rejillas y bandejas para poder trabajar cómodamente.
  2. Prepara una mezcla de agua y pastillas de lavavajillas: Llena una cubeta o un recipiente con agua caliente y añade unas pastillas de lavavajillas. Revuelve bien hasta que las pastillas se disuelvan en el agua.
  3. Aplica la mezcla en el interior del horno: Con ayuda de una esponja o un paño, aplica la mezcla en el interior del horno, prestando especial atención a las zonas más sucias. Deja actuar durante unos minutos.
  4. Frota con una esponja: Frota el interior del horno con una esponja o un cepillo de cerdas duras para eliminar la suciedad. Si la suciedad es muy persistente, puedes utilizar un rascador de cerámica.
  5. Enjuaga con agua limpia: Una vez que hayas eliminado toda la suciedad, enjuaga el interior del horno con agua limpia. Asegúrate de retirar todos los restos de la mezcla de lavavajillas.
  6. Seca con un paño: Por último, seca el interior del horno con un paño limpio y seco.
  7. Limpia las rejillas y bandejas: No te olvides de limpiar las rejillas y bandejas con agua y jabón. Si están muy sucias, puedes utilizar la misma mezcla de agua y lavavajillas.
  Limpia carcasas de silicona fácilmente

Y ahí lo tienes, ¡tu horno está como nuevo! Recuerda que es importante limpiar el horno regularmente para evitar que la suciedad se acumule y se vuelva más difícil de eliminar. Con estos consejos, ¡tu horno siempre estará reluciente!

Lavadora y lavavajillas: ¿compatibles?

Si eres de los que se pregunta si se pueden meter los platos y vasos en la lavadora, ¡estás en el lugar correcto para averiguarlo! Pero antes de responderte a esa pregunta, vamos a ver si la lavadora y el lavavajillas son compatibles.

¡Cuidado con mezclar! Lo primero que tienes que saber es que no puedes meter la vajilla en la lavadora y viceversa. La razón es sencilla: las lavadoras y los lavavajillas funcionan de forma muy diferente. Las lavadoras utilizan detergentes líquidos o en polvo para limpiar la ropa, mientras que los lavavajillas utilizan pastillas especiales para eliminar la grasa y la suciedad de los platos.

Comparten algunas piezas A pesar de que no son compatibles, las lavadoras y los lavavajillas comparten algunas piezas. Por ejemplo, ambos electrodomésticos tienen una bomba que se encarga de expulsar el agua sucia y una manguera de entrada de agua. También tienen un filtro que hay que limpiar de vez en cuando para que el electrodoméstico funcione correctamente.

Consejos para la limpieza Si quieres mantener tu lavadora o tu lavavajillas en buen estado, es importante que los limpies con regularidad. Para la lavadora, te recomendamos que utilices un producto específico para la limpieza de lavadoras, que puedes encontrar en cualquier supermercado. Para el lavavajillas, puedes utilizar las mismas pastillas que utilizas para lavar los platos, pero sin vajilla dentro.

Sin embargo, ambos electrodomésticos comparten algunas piezas y es importante que los limpies con regularidad para que funcionen correctamente. Ahora que sabes esto, ¡ya puedes poner a lavar la ropa y los platos sin problemas!
Espero que te haya molado el truquillo de las pastillas de lavavajillas para dejar el horno niquelado. Ahora solo te queda probarlo y flipar con los resultados. ¡Al lío y a disfrutar de un horno que brilla!

  Qué usar en la fregona para limpiar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir